COMUNICADO DEL PCPA ANTE LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS

El domingo 19 de junio se celebraron en Andalucía elecciones autonómicas. Una “fiesta de la democracia” para quienes defienden el capitalismo, un frente de lucha más donde defender los intereses de la clase obrera para el PCPA. Un “juego democrático” con las cartas marcadas, donde las campañas electorales de las fuerzas políticas del sistema se ven regadas con millones de euros y los grandes medios de comunicación al servicio del sistema marcan el sentido del voto como verdaderas apisonadoras.

En primer lugar, hay que destacar la ya tradicional elevada abstención (cerca del 50 %) que obliga a considerar una desafección creciente de sectores amplios de la clase trabajadora y capas populares a participar de la supuesta fiesta.

A pesar de lo que pretenden aparentar, las principales fuerzas políticas del sistema presentan grandes coincidencias político-ideológicas, tratando de edulcorar la dura realidad que viven las capas populares de la población, y ocultar que esta situación es fruto de una sociedad de clases donde quienes explotan a la mayoría obrera dominan con puño de hierro.

Los resultados son muy preocupantes, y auguran cuatro años de duras medidas contra la clase obrera. Se ha logrado que el proceso electoral pivotara fundamentalmente en torno a una dura elección: un gobierno con mayoría absoluta del PP o un gobierno del PP con Vox. Esto se ha visto facilitado por las graves divisiones internas tanto en la socialdemocracia clásica del PSOE, como en el seno del otrora unido bloque de la nueva socialdemocracia, lo que muestra el desgaste de ambas opciones políticas por su labor de gobierno a nivel estatal, jalonada con constantes incumplimientos de sus promesas y su pliegue total a los dictados de las grandes corporaciones.

Al menos, el fascismo abierto de Vox queda fuera del Consejo de Gobierno de Andalucía, pero sale reforzado en votos y diputados, y deja las manos libres una derechona a la que, en el mejor de los casos, difícilmente le va a durar la supuesta moderación de la que hace gala más allá de los comicios generales previstos para el próximo año. Con Ciudadanos amortizado como posible recambio en la derecha, y la nueva socialdemocracia enfrentando graves dificultades para recomponerse, el escenario que se antoja más probable a futuro es el retorno del bipartidismo anterior a la brutal crisis económica de 2008, condimentado con la permanencia como tercera fuerza política del partido fascista Vox, ejerciendo como perro de presa del capital. Todo atado y bien atado para que el dominio del capital se mantenga, a pesar de sus brutales efectos sobre el pueblo trabajador.

El PCPA se ha presentado a estas elecciones con la idea muy clara de lo que pone en juego la clase dominante y cuáles son las oportunidades para la opción revolucionaria. Con nuestras fuerzas puestas en la mayor tensión –tanto personal como organizativa y económicamente- hemos tratado, y conseguido, poner en la calle la propuesta comunista, señalando con el dedo al capitalismo y sus principales instituciones como causantes del constante deterioro de nuestras condiciones de vida y trabajo, trasladando un programa concreto para defender y ampliar los derechos sociales, laborales y políticos de nuestra clase social, y trasladando al conjunto de las capas populares que hay alternativa y se llama Socialismo-Comunismo.

En esta batalla desigual, los resultados han sido los esperados, lógicamente escasos para las necesidades y aspiraciones de nuestra clase. Sin embargo, el PCPA se mantiene como la primera fuerza en número de votos a la izquierda de la nueva socialdemocracia, y su campaña aporta un grano de arena más en la tarea de referenciar nuestro Partido entre las masas trabajadoras como aquel que defiende sus intereses. Desde el día 20 de junio, el PCPA continúa en su labor cotidiana de lucha, conseguir la fusión de las masas trabajadoras, del movimiento obrero y del Partido revolucionario, única fórmula que permitirá un cambio social radical hacia una sociedad por y para la clase obrera.

Comité Ejecutivo PCPA

Andalucía, 21 de junio de 2022

DECLARACIÓN EN EL DÍA MUNDIAL DE LOS INMIGRANTES Y REFUGIADOS

19 Jun 2022

En este 20 de junio de 2022, jornada conmemorativa del Día Internacional del Inmigrante y el Refugiado, la Federación Sindical Mundial, presente en 130 países del mundo con 105 millones de afiliados, llama, de conformidad con la Declaración de Roma sobre la base de sus Tesis y Prioridades, tal como la  adoptó en su 18º Congreso realizado en Roma, Italia del 06 al 08 de mayo de 2022, a la necesidad de la paz y la eliminación de la explotación del hombre por el hombre así como la justa redistribución de las riquezas.

La FSM recuerda que los conflictos militares imperialistas están en la raíz de la crisis migratoria y de refugiados. También existen los antagonismos entre Estados poderosos, que quieren controlar los recursos naturales de los pueblos para las ganancias de las multinacionales; no es otra que la propia explotación la que divide a las sociedades entre ricos y pobres.

La explotación y saqueo de las riquezas de los países subdesarrollados es el motor de la pobreza y la migración.

El alivio de la deuda externa de los llamados países pobres es una de las mayores y diacrónicas prioridades del movimiento sindical internacional militante.

Al mismo tiempo, defendemos la vida y los derechos de los migrantes y refugiados.

Nos oponemos al neonazismo.

Como movimiento sindical internacional de clase, continuaremos y fortaleceremos nuestra lucha por la protección y los derechos de los trabajadores migrantes y refugiados. Al mismo tiempo, con la pandemia de COVID-19, todos los Estados deben tomar todas las medidas necesarias para la vacunación incondicional de todos los trabajadores migrantes, refugiados y para su acceso a la atención médica pública. Los inmigrantes y refugiados tienen derecho a la protección contra la pandemia de COVID 19.

Seguiremos denunciando el racismo y la discriminación contra los trabajadores migrantes, promoviendo las luchas unidas de los trabajadores locales y migrantes, independientemente de su raza, origen, idioma, religión, etc. para satisfacer sus necesidades contemporáneas.

Exigimos servicios públicos para migrantes y refugiados con todo el personal necesario y permanente, sin involucramiento de ONGs.

Decimos no a las guerras provocadas por los imperialistas y sus lacayos.

No a las leyes antiinmigrantes.

No a la esclavitud y a la explotación del hombre por el hombre.

Sí a la igualdad de derechos sociales y laborales para todos los trabajadores del mundo estén donde estén.

¡Nadie está solo en las luchas clasistas!

¡Para la FSM, la clase obrera es una e indivisible!

A LAS TRABAJADORAS DE LA EMPRESA “FUENTE EL PINO” DE SANTAELLA

El Comité Ejecutivo del Partido Comunista del Pueblo Andaluz (PCPA) expresa su apoyo y solidaridad con las compañeras de la sección sindical de CTA en la empresa Fuente El Pino, ante la situación de acoso continúo que vienen soportando por parte del patrón y sus secuaces, por el simple hecho de organizarse sindicalmente en un sindicato de clase que no obedece los mandatos del cacique.

Ante esta actitud caciquil, propia del siglo XIX, el PCPA denuncia y repudia este tipo de abusos por parte del patrón, a la vez de manifestamos todo nuestro apoyo y solidaridad con estas compañeras para llevar adelante su legítima lucha.

¡¡¡CONTRA LA PATRONAL Y SUS PRÁCTICAS ANTIDEMOCRÁTICAS, DESDE EL PCPA HACEMOS UN LLAMAMIENTO A LA LUCHA Y UNIDAD OBRERA!!!

Comité Ejecutivo del Partido Comunista del Pueblo Andaluz (PCPA)

Junio de 2022

PROGRAMA DEL PCPA PARA LAS ELECCIONES ANDALUZAS 2022

Los capitalistas para salir de la crisis SOMETEN a la clase obrera, reduciendo el salario y liquidando derechos históricos para IMPONER un mayor grado de explotación. LA CLASE trabajadora andaluza
sufre estas políticas de forma acentuada, debido a la posición subordinada que el sistema capitalista asigna a Andalucía.

Los niveles de paro en la actualidad en la zona euro son del 8.5 %, siendo la media en el Estado español SUPERIOR al 13.9 % y en Andalucía ronda la cifra del 19.43 % de media, alcanzando en el medio rural hasta más del 40 %. Andalucía está a la cabeza del paro de la UE, la juventud andaluza de menos de 25 años llega al 46 % de paro y entre los 16 y 19 años al 55.99 %. Eso supone más de 800.000 trabajadores y trabajadoras en paro. Unido a que un 40.7 % no percibe prestación por desempleo.

Los recortes, la precariedad laboral y el aumento de la explotación, producen cada vez una mayor siniestralidad laboral. En 2018, en Andalucía hemos sufrido un total de 95.000 accidentes de trabajo,
257 DIARIOS. EN 2021, han fallecido en Andalucía un total de 148 trabajadores, lo que supone que cada mes mueren 7 personas
en su puesto de trabajo, mientras se aplican recortes en formación de la prevención. Mientras las familias trabajadoras ven disminuir alarmantemente su poder adquisitivo, la burguesía aumenta su riqueza. Los distintos gobiernos liberales EN ESPAÑA, AHORA OSTENTADO POR LA SOCIAL-DEMOCRACIA DE PSOE-UNIDAS PODEMOS AL SERVICIO DEL IBEX 35 y a nivel andaluz con GOBIERNO DEL PP, han demostrado defender los intereses de la patronal e ir en contra de los intereses populares, llevando a LA CLASE TRABAJADORA a una extrema precariedad: el 70 % de salarios inferiores a 800 euros al mes, uno de cada cuatro asalariados andaluces cobra menos de 5 euros al día, es decir, menos de 150 euros al mes, el 40 % de los andaluces viven en riesgo de pobreza y de exclusión social, 300.000 niños y niñas sufren desnutrición infantil; además en Andalucía se han registrado en lo que va de año 6.615 desahucios, lo que nos sitúa en segundo lugar del Estado español.

El Gobierno andaluz no tiene pudor en aplicar recortes sobre necesidades tan básicas como la sanidad y la educación, siendo Andalucía la Comunidad Autónoma que menos invierte en sanidad por habitante, tan solo 1.110 euros, mientras la media nacional es de 1.332 euros por habitante.

La Junta de Andalucía, con sus anteriores gobiernos de (PSOE-IU) y sus actuales (PP), ha defendido los intereses de la explotación capitalista. ¡Rebélate! dio paso a “por imperativo legal”, manteniendo el estatus quo capitalista, dando la espalda a la Clase Obrera y sectores populares andaluces, llevando a cabo políticas de recortes en los servicios públicos, encaminando sus acciones a la privatización, en beneficio de la oligarquía.

En la legislación anterior la entrada de la nueva socialdemocracia (IU) en el Gobierno andaluz no dio luz sobre los escándalos de corrupción y malversación de fondos públicos, tampoco combatió la estructura clientelar de las “empresas públicas”.

Paro y precariedad constituyen una de las mayores lacras sociales de Andalucía, por ello hay que seguir luchando sin cesar por el pleno empleo, estable y de calidad.

Otra consecuencia directa de la crisis capitalista es la llamada feminización de la pobreza. La tasa femenina de paro en Andalucía es de un 24.1 %, frente al 17.4 % de la tasa masculina, llegando al 47.2 %, para mujeres menores de 25 años y a un 58.4 % para las menores de 20 años. Los salarios de las mujeres llegan a ser hasta 42 puntos inferiores a los de sus compañeros varones, la mayoría de los contratos a tiempo parcial recaen sobre las mujeres. Todo ello hace difícil a la mujer obtener recursos económicos que garanticen su independencia económica.

La integración de España en las estructuras internacionales capitalistas, acrecienta las dificultades del pueblo ANDALUZ en esta crisis. Ello ha supuesto el desmantelamiento del tejido industrial de Andalucía, la militarización y la degradación del medio ambiente.

Andalucía sufre la explotación de la naturaleza a todos los niveles: urbanismo especulativo, destrucción de las costas andaluzas, degradación forestal, vertidos de tóxicos, cementerio de residuos nucleares en Hornachuelos (Córdoba), la balsa de fosfoyesos en Huelva capital, el vertedero de Nerva, etc.

La existencia en territorio andaluz de las bases militares propiedad del imperialismo yanqui de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla), así como otras pertenecientes al imperialismo de la Unión Europea como Viator (Almería) o Gibraltar (perteneciente al Reino Unido), desde donde se realizan agresiones a los pueblos del Mediterráneo, Oriente Medio y de África, unido a la integración de la base de Rota en el “escudo antimisiles” norteamericano, hacen de nuestro territorio objetivo principal en UN POSIBLE conflicto internacional. Las multinacionales controlan la parte más importante de las riquezas de Andalucía. Se requiere la ruptura con la economía capitalista, sólo una sociedad dirigida por la clase obrera -sin clases- permitirá al pueblo andaluz el control sobre sus riquezas de manera planificada, igualitaria en todas sus vertientes (social, nacional, de género y ecológica).

La convocatoria de las elecciones para el 19 de JUNIO nos muestra, el bochornoso espectáculo de los partidos del sistema mendigando votos, lanzando acusaciones, insultos, promesas, juramentos, lo que haga falta. Pero, a pesar de las distintas letras, todos interpretan la misma PIEZA MUSICAL. No existen terceras vías, ni alternativas dentro de la economía capitalista que satisfagan las aspiraciones de la clase obrera y capas populares. No olvidemos que el PSOE es el partido que promovió y aseguró, junto con su socio PP, reconvertir la deuda de la banca en deuda estatal.

La socialdemocracia ya ha demostrado durante muchos años de gobierno a qué intereses sirve, la división se traza hoy entre los que quieren más UE, más OTAN, más €uro y el PCPA, que decimos que SÍ hay futuro fuera de los organismos imperialistas y de la moneda única, que han llevado al pueblo a la situación extrema de degradación de los derechos sociales y políticos, INCREMENTOS ABUSIVOS DE LOS PRECIOS DE LA ELECTRICIDAD Y GASOLINA EN BENEFICIO DE LAS TRANSNACIONALES. Desde el PCPA PROPUGNAMOS: “No hay futuro posible en el capitalismo. Por la salida de la Unión Europea, el Euro y la OTAN ¡Todo para la Clase Obrera!”.

Ante estas Elecciones, el pueblo andaluz tiene las opciones más claras que nunca: o continuar con el capitalismo, con todas sus vertientes y SEGUIR perdiendo derechos sociales y políticos, aguantando desahucios, paro, privatizaciones, degradando la calidad de vida de las trabajadoras y los trabajadores, del estudiantado y del Pueblo Trabajador Andaluz en general, o podemos romper con la SERVIDUMBRE CAPITALISTA y optar por la única vía posible para la mejora de nuestras vidas: EL SOCIALISMO, y para ello es imprescindible el apoyo a la fuerza política que trabaja, POR LA UNIFICACIÓN DE LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA por este fin: EL PARTIDO COMUNISTA DEL PUEBLO DE ANDALUZ (PCPA).

Por ello, el PCPA llama a la clase obrera y a los sectores populares a apoyar con su voto, y además a organizarse y aunar esfuerzos para la construcción del FRENTE OBRERO Y POPULAR POR EL SOCIALISMO.

La lucha organizada de la clase obrera y capas populares conquistó derechos como: la jornada laboral de 8 horas, la educación y la sanidad públicas y universales, el derecho a vivienda, a la huelga, a una vida digna…, todos ellos han sido arrancados mediante la confrontación con la patronal y sus gobiernos. Y estos derechos nos los están arrebatando de un plumazo.

UNIDAD y LUCHA, son las dos consignas con las que los MILITANTES comunistas del PCPA nos enfrentamos en la lucha contra el capital. Trabajamos para la creación de los Comités para la Unidad Obrera –CUO–, estructuras obreras asamblearias de base, sin importar la afiliación sindical que tenga cada trabajador, cuya misión es romper con el fraccionamiento sindical y unir a los trabajadores en torno a la defensa de sus derechos e intereses.

Trabajador, trabajadora, estudiante, no sólo pedimos tu confianza en las urnas este 19 de JUNIO, vamos más allá y pedimos tu compromiso, tu participación, tu organización con el Partido de la revolución y de la construcción del socialismo-comunismo, con el PARTIDO COMUNISTA DEL PUEBLO DE ANDALUZ (PCPA).

Los y las comunistas del PCPA, luchamos por una Andalucía POR LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO ANDALUZ, realmente libre, soberana y verdaderamente democrática, POPULAR, de hombres y mujeres libres e iguales. ANDALUCÍA, parte integrante de una República Socialista de carácter Confederal como unión voluntaria de Pueblos Libres y Soberanos, dueña de su futuro.

El proyecto de emancipación del Partido Comunista del Pueblo de Andaluz (PCPA) para Andalucía, se vertebra sobre cuatro ejes de lucha:

POR LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN

La clase obrera y el pueblo trabajador andaluz solamente encontrarán su liberación social con la revolución socialista: TODO PARA LA CLASE OBRERA, en un proceso en el que los trabajadores y trabajadoras controlen los medios de producción, erradicando la explotación del ser humano por el ser humano.

La socialización de la banca es la primera medida a tomar en el nuevo modelo de propiedad social. La reforma agraria y la soberanía alimentaria son bandera del proyecto del PCPA en Andalucía.

Realización de una Reforma Agraria Integral: Socialización de los latifundios entregando estos, a través de cooperativas de trabajadores, a quienes trabajan la tierra. Gestión planificada de los pequeños productores… Mientras tanto propugnamos como medidas urgentes para el campo andaluz, la eliminación de las peonadas como requisito para cobrar el subsidio agrario y la renta agraria. Garantizando 12 meses de duración del cobro del subsidio agrario y renta agraria, siendo en ambos casos la cuantía a cobrar igual al Salario Mínimo Interprofesional.

Creación de un Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), más conocido como Plan de Empleo Rural (PER) especial de 4 meses, para todos los trabajadores y las trabajadoras del campo andaluz. Establecer un nuevo criterio para los trabajadores del PROFEA, que permita la rotación de todos los trabajadores y las trabajadoras del campo.

La socialización de los sectores estratégicos y de los servicios públicos con medidas urgentes a tomar en el nuevo modelo de propiedad social del proyecto del PCPA en Andalucía. Esto garantizará que ninguna persona en nuestra tierra se vea privada de aquellos elementos básicos para una vida digna, tales como vivienda, agua, luz, sanidad, educación, etc.

Desarrollo de las medidas necesarias, como la creación de consejos comarcales, de centros de trabajo, para desarrollar los instrumentos del poder obrero y popular.

Un papel primordial tiene la construcción de los Comités por la Unidad Obrera (CUO), en todos los centros de trabajo y sectores, entendiéndolos como el establecimiento del embrión de las nuevas relaciones socialistas y del control de los trabajadores y las trabajadoras sobre la producción, como instrumento de poder obrero y popular.

En definitiva, se trata de contraponerse al poder burgués, de la patronal y de la banca, de capitalistas y terratenientes.

ECONOMÍA PLANIFICADA, RESPETUOSA CON LA
NATURALEZA

Socialización de las fuentes de energía. Socialización de los recursos hídricos y gestión planificada y científica de las formas y métodos de cultivo. Planificación de los cultivos en función de las necesidades alimentarias del pueblo garantizando la Soberanía alimentaria.

El capitalismo es incompatible con el respeto a la naturaleza, su modelo de producción le lleva a la destrucción progresiva de los recursos naturales y de las condiciones de vida en el planeta.

Por tanto, sólo con un proyecto de la clase obrera es como se conseguirá el respeto al medio ambiente: planificando la economía social en función de las necesidades objetivas del pueblo. Iniciando una verdadera revolución cultural que extirpe de nuestras conciencias los hábitos consumistas.

Propugnamos un modelo de crecimiento sostenible, al servicio del pueblo y en completa armonía con la naturaleza: prohibición en todo el territorio y costas de Andalucía de la extracción de hidrocarburos por la técnica de fracking (fractura hidráulica); la elaboración de una ley contra el abandono y el maltrato animal, prohibiendo todo tipo de espectáculos y actividades que produzcan sufrimiento a los animales.

INTERNACIONALISMO PROLETARIO

El primer objetivo del internacionalismo en Andalucía pasa por la retirada de potencias extranjeras de nuestro suelo. Exigimos un estatuto de neutralidad para Andalucía. El pueblo andaluz quiere construir relaciones de amistad con todos los pueblos ribereños de los mares que nos limitan, el Atlántico y el Mediterráneo.

• Declaración de Andalucía como territorio de paz.
• Igualdad real entre hombres y mujeres libres.
• Integración social y laboral de los discapacitados físicos y psíquicos.
• Derecho real a una vivienda digna.
• Todos los servicios sociales públicos.
• Por una educación pública, laica, científica, igualitaria y de calidad.
• Anulación de subvenciones y exenciones a la iglesia católica y demás religiones.
• Derogación de la legislación especial represiva contra los derechos del pueblo.

VOTA Y ORGANÍZATE EN E L PC PA ,

Partido Comunista del Pueblo Andaluz

Comunicado del PCPA/PCPE ante los resultados electorales

Una vez celebradas las elecciones al parlamento andaluz y con los resultados recién salidos del horno, se puede contrastar que el pueblo trabajador ya poco o casi nada espera de las instituciones parlamentarias de la burguesía, pues  un total de 2.740.595 millones de andaluces el 45.13 % entre abstenciones, nulos y votos en blanco han percibido que   sus votos no servirían para cambiar nada, que en el parlamento burgués no se resuelven los verdaderos intereses y problemas del pueblo trabajador e incluso no puede ser el  lugar para intentarlo.

En estos comicios al parlamento andaluz se ha escenificado la contienda entre las diferentes expresiones políticas de las burguesías, la gran burguesía oligárquica nacionalista-monárquica ha apostado por el relevo en la jefatura de la gestión de su dominación y de sus intereses en el gobierno andaluz. Con el PP y PSOE, quemados por su permanente presencia en asuntos de alta corrupción, la oligarquía centrista ha apostado por sus nuevos y diseñados proyectos políticos: Cs y Vox, creados como reserva y sustitutos.   PSOE y PP pasan de ser protagonistas principales a comparsas en el juego de las alianzas parlamentarias.

Qué decir de los partidos de la nueva socialdemocracia Podemos-IU  que desde siempre han sostenido   el capital y sus instituciones,  los que pactan con la caduca socialdemocracia PSOE  firmando  y apoyando  los presupuestos de guerra de la monarquía-parlamentaria; los que hoy ya ni siquiera cuestionan la presencia de las Bases Yankis en suelo Andaluz, al tiempo que justifican  la pertenencia a la  OTAN, los que se alían con las posiciones reaccionarias del estado monárquico y niegan el derecho de autodeterminación del pueblo de Catalunya, los que cuando fueron gobierno junto  PSOE-IU nada cambiaron para  favorecer las vidas de millones de obreros y capas populares en Andalucía.

Lo que a simple vista parece un exagerado ascenso de posiciones ultra conservadoras algunas con tildes de fascismo no dejan de ser una reorganización de las posiciones políticas de parte del electorado de lo que denominamos derecha tradicional, siempre situada en la esfera del fascismo.  Sirvan como ejemplo las recientes posiciones del PP y Cs en el parlamento del estado español ante la exhumación del dictador, o la propuesta de ilegalización de los partidos comunistas.

Y para comprender mejor el nuevo escenario. sirven estos ejemplos; el PP pierde un total de 314.893 votos, UPYD 70.314 el partido de los señoritos andaluces el PA no concurre a estas con 60.707 en los anteriores comicios, gran parte del electorado de partidos reaccionarios votaron en esta ocasión a Vox.

Y hoy muchos se hacen la pregunta ¿qué cambiará en Andalucía después de los resultados de estas elecciones?  para los verdaderos y acuciantes intereses y problemas del pueblo trabajador, bajo la dictadura del Capital los cambios que se llevarán a cabo por los nuevos gobiernos resultantes    de los necesarios pactos tendrán mínima relevancia, no serán sino aquellos que la oligarquía, y la burguesía en su conjunto necesitan para mantener o aumentar sus tasas de ganancias y asegurar su dictadura sobre la clase obrera y el pueblo trabajador. Andalucía seguirá estando a la cabeza de la tasa de paro y desigualdades sociales, situaciones que no pueden solucionar la actual estructura económica y de poder.

En resumen, el capital-oligárquico ha apostado por la modificación de los proyectos políticos que ya no   favorecen el    seguir desarrollando su dictadura económica.

Desde sus capacidades partidarias el PCPA/PCPE seguirá trabajando sin descanso para convertirse en el referente de     la clase trabajadora andaluza y ésta tenga a su disposición la herramienta política que le haga posible liberarse del yugo criminal del capital.

Entre todos construyamos el Frente Obrero y Popular por el Socialismo.

Hacemos un llamamiento a la clase obrera a organizarse en el PCPA/PCPE.

40 AÑOS DE ENGAÑOS, 40 AÑOS DE LUCHA. NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA Y BURGUESA.

40 años de Constitución monárquica han permitido a la clase obrera de este país, y a los pueblos y naciones del Estado, entender, sin margen de duda, lo que ha significado la Constitución que alumbró el tardo franquismo durante la conocida como “Transición española”. Transición que no es otra cosa que el paso de la dictadura franquista a la monarquía parlamentaria, como nueva forma histórica de la dictadura del capital.

Un auténtico engaño político al servicio del viejo bloque histórico de poder en España, que, así, volvió a perpetuarse en el poder, modificando lo necesario para asegurarse que no cambiaba nada. Con esta artimaña consiguieron derrotar al bloque obrero y popular que los tuvo acorralados los años anteriores. Derrota que, una vez más, pagamos con mucho dolor, sufrimiento y muerte. Fueron más de quinientos los asesinatos perpetrados contra la clase obrera en este periodo, por policías, falangistas y paramilitares. La traición mayor corrió a cargo de la socialdemocracia felipista, pero, sobre todo, del eurocomunismo del PCE, que entregaron todo lo acumulado en décadas de lucha a cambio de un sillón en el sistema de dominación heredero del franquismo.

Desde esos tiempos, el régimen corrupto de los Borbones, Filesa, Gurtel y tarjetas black, ha suprimido gran parte de los derechos conquistados por la clase obrera a lo largo de décadas de lucha, y han impuesto su integración en las estructuras más avanzadas del capitalismo mundial. Unión Europea y OTAN dan continuidad a la dinámica impuesta por el franquismo con el caso de las bases yanquis, entregando el territorio, y la soberanía, a cambio de un lugar en el saqueo imperialista.

Campeones en paro y precariedad, tras 40 años de Constitución, nuestras pensiones están amenazadas, y el presente y futuro de nuestra juventud vuelve a ser de emigración y pobreza, al tiempo que la misma monarquía, junto a la Iglesia Católica, son  paradigma de misoginia y machismo en un país masacrado por la violencia de género y los feminicidios. Hablemos de esa realidad, y no de los viejos cuentos de la Transición, para evaluar lo que realmente han sido estos años de institucionalidad burguesa, que legitimó al franquismo con la proclamación de Juan Carlos de Borbón como Jefe del Estado designado por Franco.

40 años de Constitución y nuestras cunetas siguen llenas de los cuerpos de más de 140.000 personas desaparecidas y asesinadas por el fascismo, mientras el asesino mayor sigue enterrado con honores.

40 años sin resolver la cuestión del Estado plurinacional, y reprimiendo y negando el derecho a la autodeterminación a los pueblos que lo exigen.

Una Constitución que consagra el papel privilegiado de la Iglesia Católica y mantiene el carácter confesional del Estado con la actualización del Concordato entre el Reino de España y el Vaticano. Una Iglesia que todavía no ha pedido perdón por su participación y apoyo a los crímenes de la dictadura anterior, o por el robo de más de treinta mil niños y niñas.

¡Es una vergüenza seguir manteniendo la monarquía en España! Cuatro décadas soportando a una familia de parásitos, que crece tanto como nos cuesta mantener sus privilegios.

Por todo ello, ya es hora de decir basta y acabar con este régimen de oprobio para el pueblo y poner al frente de España a quienes hasta hoy somos absolutamente subsidiarios. Cambiemos las tornas y pongamos arriba a quienes llevamos siglos debajo padeciendo esta ignominia.

Es hora de construir un nuevo proyecto histórico para este país nuestro, que acabe con la realidad de dominación y explotación de esta dictadura, y que ponga en el centro de todo la Libertad, la Cultura y la justicia social. Una sociedad republicana y socialista, como proyecto histórico cuya prioridad sea la defensa exclusiva de los intereses y necesidades de quienes todo lo producimos. La clase obrera como clase rectora de la nueva sociedad.

Un nuevo paradigma de país en el que, en igualdad de condiciones, hombres y mujeres libres, construyamos un futuro diferente desterrando lo más execrable de este país, y promocionando las mejores tradiciones de creación, lucha y resistencia que, a pesar de toda su violencia, hemos sido capaces de construir durante estos siglos de Resistencia anticapitalista.

40 AÑOS BASTAN
NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA Y BURGUESA.
POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL.

Ante las provocaciones del gobierno golpista de Ucrania

El PCPE manifiesta su repulsa y condena ante los últimos acontecimientos ocurridos en el estrecho de Kerch (Crimea, Federación Rusa) donde una vez más el gobierno golpista ucraniano he recurrido a la provocación y a la búsqueda constante del conflicto contra la Federación Rusa por encargo de sus patrocinadores de la UE y EEUU.

Somos conscientes del acoso al que las llamadas potencias occidentales someten a la Federación Rusa como ya hicieran en su momento, aunque por otros motivos muy distintos, contra la URSS. Ahora en un contexto global de profunda crisis capitalista el enemigo es el país con las mayores reservas de hidrocarburos y materias primas y que por otra parte no solo no se deja doblegar sino que ha ganado gran influencia internacional y ha minado los planes genocidas del imperialismo en en Siria.

La última provocación ucraniana debe entenderse como un paso más en la estrategia de elevar la tensión y el conflicto, algo que en ningún caso pueden beneficiar al empobrecido pueblo ucraniano. Desde 2014, con el inicio de la guerra en Donbass y la restitución de Crimea a Rusia, hemos asistido a miles de bufonadas de los mafiosos y oligarcas de la junta golpista de Kiev. Sus muestras de patético folklorismo nacionalista y sus arengas encendidas contra el imaginario “agresor ruso” serian simplemente motivo de risa de no ser porque vienen acompañadas de una agresiva campaña contra todo rasgo cultural y linguistico ruso, del constante bombardeo de la población civil en Donbass, del terrorismo de estado por parte de sus servicios secretos, del patrocinio de organizaciones fascistas y de un revisionismo histórico que inventa “invasores” y transforma colaboracionistas del nazismo en héroes nacionales.

El caso concreto del último incidente en el mar de Azov ha sido especialmente magnificado por la maquinaria propagandística de Kiev, pues el objeto de esta última provocación orquestada por Poroshenko no era otra que declarar la ley marcial y así suspender las elecciones que está abocado a perder. Tras cuatro años de guerra en Donbass, donde Ucrania ha sufrido la derrota en decenas de batallas contra las milicias populares de Donetsk y Lugansk y han muerto mas de 10.000 de sus soldados, jamás se ha decretado la ley marcial en el país, sin embargo ahora Poroshenko la considera imprescindible para la seguridad nacional, cuando todos los sondeos lo sitúan en tercer lugar.

Finalmente se ha decretado tan solo esta situación especial en las zonas fronterizas con Rusia, pues otras facciones de la oligarquía ucraniana han frenado parcialmente esta jugada que suprimia las elecciones, cortando el acceso a sus candidatos , primero y segundo en los sondeos ante Petro Poroshenko, quien es no lo olvidemos, el títere de la casa blanca en Ucrania. Este último apunte no puede pasarse por alto y no debe olvidarse que quien hundió en el caos al país y dio el poder a esta junta de criminales fue la UE y EEUU, países que mantienen ahora mismo, al igual que Canadá, mercenarios e instructores en el ejercito ucraniano para aleccionarlo en su criminal agresión contra el pueblo de Donbass.

Por todo ello el PCPE una vez más reitera su condena de estas acciones opuestas a la voluntad de todo pueblo trabajador y que tienen por objeto sembrar el odio y la confrontación en beneficio de la oligarquía, los grupos fascistas y sus patrocinadores internacionales.

Secretariado Político del PCPE
29 de Noviembre de 2018

En solidaridad con el compañero José Ramón Aragón, represaliado sindical y político.

La patronal, es decir la burguesía, no tolera que ningún miembro de la clase obrera se organice, y muchísimo menos, que se organice en sindicatos de clase y en partidos comunistas. Esto es algo obvio, pues solo la organización de la clase obrera en sindicatos de clase que defienda sus derechos y objetivos inmediatos sin pactos ignominiosos, como estamos acostumbrados a ver, así como en partidos comunistas, cuyo fin sea la toma del poder y la construcción del socialismo-comunismo por la vía revolucionaria, suponen el más serio peligro a su dominación y a la permanencia de su status.

En este caso, la persecución sindical desatada contra nuestro camarada José Ramón por parte de la dirección de la empresa con la cooperación del delegado de personal, afiliado a CCOO, reúne
todos estos requisitos.

Nuestro camarada José Ramón, es representante de la sección sindical de CTA en la empresa Setex Aparki, concesionaria del servicio ORA del Ayuntamiento de Jerez. Esta empresa viene tratando de imponer a los trabajadores y trabajadoras del servicio ORA unas condiciones que, día tras día, empeoran sus condiciones laborales; para ello cuenta con la traidora complicidad del delegado de personal -de CCOO-. Frente a esto, las afiliadas y afiliados de CTA, entre los que se encuentran dos camaradas simpatizantes del Partido, están presentando una durísima batalla, interponiendo denuncias ante la Inspección de Trabajo y ante la jurisdicción de lo social, así como desarrollando una actividad de concienciación del colectivo de trabajadoras y trabajadores de esa empresa. Como represalia, la empresa comienza desplegar una campaña de difamación y ataque hacia aquellos que considera más peligrosos a sus intereses y que culmina con la incoación de un expediente disciplinario a nuestro camarada José Ramón, basado en falsedades y tergiversaciones, con el fin de despedirlo. Entre los argumentos esgrimidos por esta empresa está el de que nuestro camarada figura en la lista de candidatura del Partido Comunista del Pueblo Andaluz estando éste de baja laboral por depresión como consecuencia del  acoso laboral que sufre a diario en su puesto de trabajo, achacándole actividades absolutamente falsas. Naturalmente, desde el sindicato CTA (Coordinadora de Trabajadores de Andalucía) ya se ha comenzado a responder a este ataque de la patronal, convocando movilizaciones y desplegando todas las acciones jurídicas disponibles. A ello ha de sumarse la movilización del Partido en
defensa de un camarada.

¡Camaradas! si tocan a uno, nos tocan a todos y a todas. En solidaridad con este camarada, os pedimos que allí donde exista una delegación de esta criminal empresa, organicéis actos de protesta. Sabemos que tiene su sede social en Madrid, en calle Zurbano 76, así como concesiones administrativas en Córdoba, Granada, Santander y Sevilla, además de la de Jerez de la Frontera.

¡Frente al ataque de la patronal, ofensiva obrera! ¡Que no queden sin respuesta!

¡Defendamos a nuestros camaradas!